ventilación y ahorro hogar

Ventilar y ahorrar energía es posible en verano

Todos conocemos esa sensación, típica de la estación veraniega, de sentir más calor dentro de nuestra vivienda que en el exterior. Y es que, el lugar en el que a priori deberíamos sentir mayor confort en el periodo estival puede llegar a convertirse en un auténtico infierno por múltiples motivos: un inadecuado sistema de aislamiento de nuestras viviendas, el uso de electrodomésticos que incrementan el calor como el horno… pero, sobre todo, una ventilación deficiente.

La ventilación es un elemento esencial para mantener el bienestar térmico, la calidad del aire interior que circula en el hogar, y contribuye además a eliminar el exceso de humedad que incrementa la sensación de calor.  A través de la ventilación natural podemos obtener una brisa agradable que puede llegar a aliviar temporalmente la sensación de estancamiento de aire dentro de nuestra vivienda. Pero para mantener a raya la humedad prolongada, la clave será la instalación de un sistema de ventilación en la vivienda. Debemos tener además en cuenta que, en lugares con temperaturas de calor extremas, dejar la ventana abierta simplemente no es una opción.

ventilación-ahorro-energía

Cómo refrescar nuestro hogar

Para hacer frente a las altas temperaturas podemos recurrir a distintos tipos de equipos y sistemas; aire acondicionado, equipos de refrigeración evaporativa poco aconsejable en ambientes húmedos, o sistemas de ventilación.

Los tradicionales sistemas de aire acondicionado se diferencian fundamentalmente de los sistemas de ventilación en que proporcionan una sensación de bienestar enfriando el aire del ambiente mientras que los sistemas de ventilación, además de refrescar, renuevan el aire proporcionando un ambiente mucho más saludable.

Si bien los actuales equipos de aire acondicionado han evolucionado en cuanto a sus prestaciones, lo cierto es que este tipo de tecnologías están aún lejos de lo que se considera climatización energéticamente eficiente por su elevado consumo energético. Sin embargo, existen hoy en día diversas soluciones de ventilación o sistemas de renovación de aire inteligentes que se pueden integrar dentro de un radiador y proporcionar tanto ventilación como calefacción y/o refrigeración ofreciendo de esa forma una solución integral para la climatización de nuestra vivienda con un funcionamiento muy sencillo y un importante ahorro energético.

En estos sistemas, muy innovadores; una unidad de admisión de aire en cada estancia de la vivienda recoge aire fresco directamente del exterior de forma descentralizada a través de un pasamuros. Esta unidad de aire “plug & play” se integra en la vivienda de forma invisible: empotrada en pared, dentro de un mueble o armario, o incluso dentro de un radiador o fancoil. A través de un extractor centralizado por vivienda, se expulsa el aire contaminado desde las zonas húmedas.

Estos sistemas llevan integrado un control inteligente con sensores de CO2 en dormitorios y salón que asegura una dosificación de la ventilación perfecta y un sensor de humedad dentro del extractor centralizado que se encarga de modular el caudal necesario en cada momento para lograr de esta forma, la ventilación perfecta para la vivienda. Sin embargo, se puede aumentar su caudal manualmente mediante el panel de control que llevan los equipos de ventilación para escoger aire fresco nocturno y así refrescar la vivienda mientras duermes. Los equipos más avanzados en el mercado proporcionan la posibilidad de aumentar este caudal por encima de las necesidades establecidas por la normativa.

ventilación y ahorro de energía

¿Se ahorra energía en verano con un sistema de ventilación?

Con frecuencia, y tanto en los meses de verano como en los de invierno, nuestros hábitos diarios provocan, sin darnos cuenta, un incremento en nuestra factura energética.

Costumbres como ventilar abriendo las ventanas generan a menudo corrientes de aire y diferencias de temperatura en nuestro hogar, que nos vemos obligados a combatir mediante la utilización de equipos de climatización potentes, que generan un excesivo consumo de electricidad e incluso mayor demanda de calefacción en los meses de invierno.

Por lo general, el principal consumo energético de los sistemas de ventilación se produce por la pérdida del confort térmico en la vivienda y, en este sentido, la instalación de un sistema de ventilación bajo demanda como Jaga Oxygen nos proporcionará varias ventajas:

  • Una excelente calidad de aire con la menor perdida de energía por ventilación
  • Menor consumo eléctrico que otros sistemas convencionales
  • Posibilidad de integrar este sistema en un radiador de baja temperatura asegurando además de una ventilación eficiente y saludable, un menor consumo de calefacción
  • Mejor certificación energética para nuestra vivienda y por tanto, un mayor valor del inmueble.

Con todo esto, lo fundamental será elegir el equipo de climatización y ventilación más adecuado para nuestro hogar, analizando previamente nuestras necesidades. Solo así conseguiremos el mayor rendimiento y eficiencia lo que redundará en importantes ahorros en el consumo eléctrico y en un clima interior óptimo en nuestra vivienda.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *