Calefacción ecológica: mayor confort y ahorro de energía

La calefacción ecológica nos ayuda a ahorrar energía y tener un mayor confort. Según el Instituto para el Desarrollo y Ahorro de Energía (IDAE) la mitad de la energía consumida por las familias durante un año se utiliza para calentar la casa en invierno. Es por eso que, si queremos un hogar limpio y saludable, debemos tomarnos en serio la climatización de la casa.

Por todo esto, en Jaga disponemos de radiadores Jaga Low-H2O que cuentan con la eficiencia más alta en la emisión funcionando a baja temperatura de agua y el menor consumo de energía, además de ser un radiador de diseño. Estos radiadores de calefacción ecológica contienen sólo el 10% del agua de un radiador tradicional con la misma emisión.

Debido a su poca masa, la inercia térmica es mínima y, a causa de eso, estos radiadores pueden reaccionar inmediatamente ante factores externos y aprovechar, de esta manera, los recursos gratuitos como el sol, los electrodomésticos, la presencia de personas, etc. Los radiadores Low-H20 están preparados para poder funcionar a partir de 35 grados de impulsión de agua.

Mayor confort con la calefacción ecológica

Los radiadores Low-H2O, trabajan desde el principio por convección repartiendo el aire por toda la estancia de una forma homogénea, consiguiendo un ambiente mucho más confortable; sin embargo con los radiadores tradicionales, es común tener mucho calor al lado del radiador y bastante frío en la zona de la estancia más alejada del mismo.

 

Además, al tener sólo el 10% de la masa de un radiador tradicional, el Low-H2O reacciona mucho más rápido, y así la alta tecnología y el diseño del intercambiador de calor transfiere de manera rápida el calor a la habitación; además de dejar de emitir calor rápidamente, ya que un radiador que sigue emitiendo calor cuando ya no es necesario, malgasta energía. Con esto podemos comprobar como este tipo de calefacción ecológica, gracias a su baja masa y al bajo contenido de agua, posee un tiempo de reacción inmediato; certificándolo así un estudio independiente del BRE (British Research Establishment).

Gracias a esta rapidez de los radiadores Low-H2O, cuando el sol entra por las ventanas, los radiadores dejan de emitir calor de forma inmediata, previniendo así el exceso de calor en una habitación además de aprovecharse de esa fuente gratuita de calor. Por el contrario, cuando la temperatura de la habitación decae, el radiador responde inmediatamente, manteniendo, de esta forma, el interior de la habitación siempre con la temperatura de confort deseada.

Ahorro de energía con la calefacción ecológica

Los radiadores Low-H2O, además de ser radiadores de bajo consumo, es decir, beneficiosos para tu bolsillo, también son beneficiosos para el medio ambiente.

Como estos radiadores están diseñados para baja temperatura de impulsión de agua, consiguen que tu caldera de condensación esté generando condensación desde el minuto uno. Además, también funcionan de forma óptima con bombas de calor o energía solar.

A causa de su baja masa, los radiadores Low-H2O reaccionan extremadamente rápido. No acumulan calor, sino que este tipo de calefacción ecológica emite o para de inmediato en referencia a las necesidades del hogar y calentará sólo si es estrictamente necesario aprovechándose de las fuentes de calor naturales. En el momento que duermes o te vas a trabajar, no es necesario mantener la calefacción a 22 grados, ya que esto afectará negativamente a tu bolsillo y al medio ambiente.

La relación entre el calor acumulado en el radiador y el consumo energético de un Low-H2O es de aproximadamente 0,04. Para que se entienda, un radiador tradicional con la misma emisión tiene una relación entre el calor acumulado y el consumo energético de un 0,40, lo que significa que en comparación con esta calefacción ecológica tarda aproximadamente 10 minutos más en dejar de emitir calor. Antiguamente, cuando el aislamiento de las casas era muy pobre, esto no era un problema, ya que para tener caliente la vivienda debía estar la calefacción encendida las 24 horas del día, pero actualmente, en las viviendas el aislamiento ha mejorado tanto, y es tan bueno, que el consumo energético se puede reducir con una rápida reacción de los emisores a una baja temperatura de impulsión.

¿Cómo colabora esta calefacción ecológica con el medio ambiente?

Comprobado por un estudio realizado por un laboratorio de investigación independiente británico, un hogar con radiadores Low-H2O emite a lo largo de un año hasta una tonelada de CO2 menos al ambiente en comparación con radiadores tradicionales.

Por tanto, hablamos de unos radiadores mucho menos contaminantes para el medio ambiente. Si todas las viviendas tuvieran radiadores Low-H2O, el protocolo de Kyoto se cumpliría de manera inmediata. Además, estos radiadores están fabricados con materiales reciclables como el cobre, el aluminio, el acero y la madera certificada por el FSC que garantiza la filosofía de renovación “de cuna a cuna” de Jaga.

Para terminar, todos los elementos de nuestros radiadores Low-H2O tienen una garantía de 30 años, lo que significa que no sólo ahorras energía hoy, sino que al tratarse de productos que duran mucho tiempo, estamos ante una sostenibilidad también a largo plazo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *