Calidad del aire, descubre cómo es en tu trabajo y como lo puedes mejorar

Mejorar la calidad del aire en los espacios interiores de tu casa u oficina es sinónimo de salud para ti y los que te rodean, especialmente porque son los lugares donde respiramos y vivimos la mayor parte del tiempo. Al margen de cuántas personas compartan espacio, del tamaño o de dónde se encuentre ubicado el edificio, la calidad del aire dependerá, tanto de tus hábitos diarios como de la tecnología que utilices como sistema de ventilación.

Tú casa u oficina tendrá una ventilación deficiente en los siguientes casos:

– Si se encuentra en un lugar especialmente polucionado.

– Si la ventilación es inadecuada, porque hay poco suministro de aire fresco, hay una mala distribución del aire o por una incorrecta filtración del aire.

– Si existe contaminación interior, por ejemplo, por productos utilizados en el mobiliario, la construcción del edificio o la limpieza

Su calidad del aire será mucho peor que la de otros edificios con características más favorables.

Sin embargo, si comparamos dos edificios en condiciones similares hay una serie de factores que dependen solo de tus hábitos y que pueden mejorar bastante la calidad del aire que respiras.

Cómo mejorar la calidad del aire. Consejos.

1. Evitar los productos químicos

Optar por una limpieza ecológica, que deje a un lado los productos basados en composiciones químicas, es un gran paso para reducir la polución ambiental. Sobre todo, evita los aerosoles tales como ambientadores ya que cargan la atmósfera de sustancias sintéticas. Puedes optar por pasar un paño húmedo sobre las superficies para eliminar el polvo, pero nunca uses plumero.

2. Hacer uso de la aspiradora

Esto puede ayudarnos como alternativa a muchos productos de limpieza habituales, por lo que será un buen complemento tanto si usamos productos químicos como ecológicos. También debes ser precavido a la hora de elegir pinturas, barnices o pegamentos.

3. Evitar fumar

Por supuesto, si no fumas dentro de casa tendrás mucho ganado para acabar con el olor del tabaco u otros malos olores. Pero recuerda que la solución no son los ambientadores químicos ni los productos de limpieza agresivos.

4. Tener tu casa despejada

Sobre todo en lo que respecta a objetos con tejidos que acumulan polvo y son difíciles de lavar (suelo de moqueta, alfombras, cortinas, peluches, tapizados). Si tienes mascota, simplemente vigila su higiene y la limpieza de sus accesorios para que no disminuya la calidad del aire que respiras.

5. Controlar las humedades

Mantén a raya el moho (especialmente en cuartos de baño), esto es casi una obligación. Si en tu casa tienes excesiva humedad deberías hablar con un especialista para aplicar una solución profesional.

6. Ayudarse de la tecnología

Humificadores, sistemas de ventilación inteligentes, filtros para el aire acondicionado, todo ello ayudará mucho a mejorar la calidad del aire. Asimismo, la ionización ambiental ayuda a purificar la atmósfera y a reducir la carga electromagnética que provocan las pantallas de ordenadores, televisores y otros aparatos electrónicos.

Mejora la calidad del aire con un buen sistema de ventilación

Para un clima interior saludable, la puesta a punto de la calefacción y la ventilación es esencial. Jaga ha optado por soluciones de ventilación mecánica descentralizada para garantizar el aire sin importar las condiciones ni localización de tu vivienda.

Los sistemas de ventilación Jaga se basan en la demanda, de forma que haya una ventilación adecuada en los lugares y momentos en que sea necesaria, sin hacer un gasto innecesario y siempre mirando por el ahorro y el medioambiente.

Tienes diferentes opciones para conseguir la excelencia en la calidad del aire:

1.  Oxygen home y oficinas. Es el sistema de ventilación revolucionario de Jaga, ofrece aire puro con posibilidad de calefacción y/o refrigeración integrada. Cuando combinamos el sistema de admisión de aire Oxygen con el radiador Low-H2O para la calefacción, obtenemos durante todo el año un clima interior confortable, una agradable temperatura y la mejor calidad del aire en cada habitación.

2. Jaga Fresh. Este sistema de ventilación descentralizado con recuperación de calor y radiador Low-H2O o fancoil es una respuesta eficiente a las normativas cada vez más exigentes en las áreas de ahorro energético, salubridad interior y confort. El sistema reacciona muy rápido a los cambios de temperatura, ya que la base de Jaga Fresh es un radiador Strada o un fancoil Briza combinado con ventilación inteligente que distribuye calor o frío según sea la necesidad.

3. Extracción. Este sencillo ventilador de vivienda es el más silencioso del mercado y asegura la calidad del aire en tu hogar. Dispone de la máxima calificación energética y cuenta con 90 meses de garantía. También dispone de sensor de humedad, refrescamiento night-cooling y muchas otras funciones para asegurar el ambiente más saludable.

Si quieres saber más acerca de los diferentes sistemas de ventilación de Jaga, puedes escribir un correo para nuestro departamento técnico explicando cuáles son tus necesidades y ellos te informarán sin ningún compromiso.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *