nubes-renovacin-del-aire

Descubre la importancia que tiene la renovación del aire

Mantener nuestro hogar en condiciones óptimas es muy importante para disfrutar de un ambiente agradable y saludable.

Para conseguir estas condiciones, un buen aislamiento para evitar pérdidas de calor y la ventilación, para que se produzca la renovación del aire, son fundamentales.

La importancia de la renovación del aire

La renovación del aire es muy importante para nuestra salud, pero un sistema de ventilación eficiente también es importante para conseguir un considerable ahorro energético, disfrutar de un clima interior óptimo y prevenir que el aire de nuestro hogar se contamine:

  • Salud: La renovación del aire repercute directamente en nuestra salud. Cuando se trata de nuestro hogar, es muy importante que cuidemos la higiene del mismo, lo que quiere decir, entre otras cosas, que debe ser ventilado. Cuando no ventilamos correctamente una vivienda, hay más posibilidades de que proliferen microorganismos, que pueden provocar problemas serios de salud, como problemas respiratorios, cefaleas o fatiga, además de favorecer la proliferación de alergias.
  • Contaminación del aire: Nuestras actividades cotidianas y nuestro propio cuerpo, hacen que se acumule CO2 y humedad, además de partículas en suspensión, como ácaros. La renovación del aire tiene como objetivo eliminar todos los agentes que pueden contaminar el aire de nuestro hogar, extraer la humedad, los formaldehidos y el exceso de CO2, que puede ser perjudiciales para nuestra salud.
  • Clima interior óptimo: La ventilación debe estar coordinada con el uso de la vivienda para evitar gastos de energía y costes innecesarios. La mejor manera de conseguir una renovación del aire óptima es hacerlo de forma individual en cada espacio. Existen sistemas de calefacción que incorporan soluciones integradas de ventilación para asegurar una buena calidad del aire en las viviendas.
  • Ahorro energético: La mejora de los aislamientos en muros y ventanas y la reducción de las filtraciones de aire, reducirá el consumo de energía de los sistemas de calefacción y refrigeración, pero es necesario que un sistema de ventilación eficiente que aporte y extraiga únicamente la cantidad de aire necesaria y en el espacio que lo necesite para permitir aprovechar las ventajas de las mejoras de los aislamientos.

Airear no es lo mismo que ventilar.

Ventilar nuestro hogar para que se produzca la adecuada renovación del aire, no es lo mismo que airear abriendo las ventanas.

Para que una vivienda se pueda ventilar de esta manera, necesitaríamos abrir ventanas opuestas para que se produjera una ventilación cruzada. Sólo así conseguiríamos una renovación del aire muy pequeña y no conseguiríamos mejorar la calidad del aire, que es lo más importante.

Además, al abrir las ventanas para airear, estamos disminuyendo o aumentando (dependiendo de la época del año) bruscamente la temperatura interior, con lo que malgastamos energía, además de dejar pasar más agentes contaminantes del exterior.

Por tanto, un sistema de renovación del aire de calidad debe reunir las siguientes características:

  • Control inteligente: Extracción de humedad y CO2 mediante la detección por sensores, ya que dependiendo de la zona, como cocina o baño, la acumulación es mayor. El sensor de humedad es para dosificar la extracción de aire en las zonas húmedas como cocina y baño. El sensor de CO2 es para dosificar la admisión de aire en las zonas secas como dormitorios y salón.
  • Eficiencia energética: El sistema de renovación del aire debe ser eficiente y evitar pérdidas de energía. Una ventilación eficiente, descentralizada y controlada por sensores de CO2, ayuda a ahorrar costes y evita malgastar energía.
  • Sensación térmica: Es decir, la temperatura que sentimos dentro de nuestro hogar. La renovación del aire y nuestro sistema de climatización deben evitar que se produzcan subidas y bajadas de temperatura provocadas por fuentes de calor o frío y por factores como la humedad, para que el confort térmico esté presente en todo momento.

ventana

¿Cuál es el mejor sistema de ventilación para la renovación del aire?

Además de las condiciones anteriores que determinan la calidad de la renovación del aire, a la hora de decantarte por un producto que se adapte perfectamente a tus necesidades, debes contemplar otros factores:

  • Características del hogar: Si es una vivienda nueva o antigua, así como su tamaño y el nivel de aislamiento.
  • Gasto energético: Cuánto gastas en energía y cuál es el ahorro que te proporcionará el sistema de ventilación para la renovación del aire.
  • Confort térmico: Posibilidad de adaptarse a cada zona de la casa dependiendo del tamaño y la frecuencia de uso.
  • Facilidad de manejo: Debes tener el control sobre el sistema y que la ventilación sea inteligente para garantizar un uso eficiente.
  • Sistema multifuncional: Hay equipamientos en el mercado que te permiten, con una sola instalación, ventilar, enfriar y calentar, para que la la renovación de aire se integre en la climatización.
  • Fabricante: Busca un servicio profesional y piensa en la relación calidad-precio a largo plazo.

Para que tu hogar esté en perfectas condiciones, es necesario que los sistemas de renovación del aire, calefacción y refrigeración sean de calidad y estén siempre a punto para su uso.

En Jaga garantizamos la eficiencia energética  en la renovación del aire basándonos en la innovación tecnológica. Te ofrecemos soluciones de máxima calidad que se adapten a tu vivienda tanto en la instalación como en el diseño.

Contacta con nosotros y te asesoraremos sobre la solución que necesitas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *