¡Mejor en casa que fuera! Cómo lograr la temperatura ideal en interiores

Encontrar la temperatura ideal en el interior de una vivienda o espacio de trabajo puede ser toda una hazaña difícil de lograr, ya que lo que denominamos temperatura de confort o bienestar térmico, esto es, la temperatura a la que no tenemos sensación de frío ni de calor, puede ser tan variable como el número de personas que trabajan en una oficina o el número de miembros de una familia que habiten en el mismo hogar.

Al margen de este aspecto de percepción individual, existen varios factores a tener en cuenta a la hora de buscar (y encontrar) la temperatura ideal en interiores. A continuación, los clasificamos en categorías.

Circunstáncias que influyen en la temperatura interior

Factores horarios

Para no derrochar energía durante el día, el termostato de nuestro sistema de calefacción no debe superar los 21ºC, siendo ésta considerada la temperatura ideal. Por otro lado, debemos tener en cuenta que la temperatura puede variar de unas habitaciones a otras, debido a aspectos como la orientación de las mismas o sus dimensiones. Asimismo, el cuarto de baño, por su parte, puede superar los 22ºC en ciertos momentos del día, mientras que en las habitaciones que no usamos la temperatura puede disminuir hasta los 18ºC aproximadamente.

A la hora de dormir, mantener la calefacción encendida resulta incómodo para muchas personas. Lo ideal es programar la calefacción de manera que se apague antes de acostarnos y se encienda poco antes de levantarnos. Por la noche la temperatura deberá oscilar entre los 15 y 17ºC.

Actividad realizada en interiores

La temperatura de confort en interiores también puede variar en función de la actividad que se esté realizando en la estancia. Por ejemplo, una temperatura ideal para un museo o biblioteca en los que la actividad física es menor puede diferir en gran medida con la temperatura ideal en un gimnasio o en una fábrica, donde los ocupantes de este tipo de espacios están físicamente más activos en su interior.

Estancias sin ocupación

En el caso de la vivienda, si permanece vacía durante el día, lo idóneo es programar el sistema de calefacción para que se encienda aproximadamente una hora antes de llegar a casa. Por otro lado, no es recomendable bajar el termostato por debajo de los 15ºC, ya que el esfuerzo de calentar la casa de nuevo será mucho mayor.

Si las ausencias en el hogar u oficina son largas, como por ejemplo durante periodos vacacionales, es preferible apagar la calefacción, y se recomienda cerrar bien las ventanas y bajar las persianas para evitar que tanto el frío como el calor externo entren en la estancia.

Temperatura exterior

La temperatura exterior marcada por la estación del año. En verano usamos ropa más ligera, por lo que es interesante que la temperatura de nuestra vivienda nos permita ir de la misma manera. Y lo contrario para el invierno: nos abrigamos más al salir por lo que lo adecuado será mantener una temperatura de confort en nuestra casa u oficina acorde a nuestra vestimenta propia de esta época del año caracterizada por tejidos más gruesos y manga larga.

Humedad relativa

También, la humedad relativa influirá directamente en nuestra sensación térmica. Si tenemos una temperatura ambiente constante, pero varía la humedad relativa, nuestro cuerpo experimentará la sensación de que la temperatura ha cambiado. Es la denominada sensación térmica. Para tener en cuenta este factor se suele emplear la temperatura efectiva, que es aquella que tiene en cuenta los factores que afectan a la temperatura corporal del ser humano como pueden ser la humedad y la velocidad del aire.

El mejor equipamiento para estar a gusto

Para espacios grandes o pequeños, viviendas o lugares de trabajo y, durante cualquier estación del año, Jaga ofrece una gama de productos y soluciones de alta eficiencia energética que nos ayudan a contar siempre con la temperatura ideal o de confort en interiores.

Jaga dispone de emisores de baja temperatura que proporcionan calor, frío y ventilación para alcanzar el confort térmico durante todo el año y garantizar un ambiente saludable en el hogar.

Además, Jaga ofrece emisores de climatización con funcionamiento híbrido compatibles con sistemas de bomba de calor que permiten adaptar los equipos a cualquier espacio y fuente de energía. Emisores horizontales, verticales, empotrados, de pie, etc. que proporcionan un control exacto de la temperatura de cada estancia para emitir la energía necesaria, lo que genera un menor consumo de energía (hasta un 50% menos) y mayor sostenibilidad. De esta forma podemos mantener un ambiente interior caliente en el invierno, y agradablemente fresco en el verano, lo que consigue que el confort sea ideal en cualquier momento del año.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *