Radiadores de baja temperatura: ¿Cómo funcionan los emisores Low-H2O?

Los radiadores de baja temperatura son una de las opciones en calefacción más eficientes hoy en día ya que su funcionamiento asociado a sistemas de generación de calor a baja temperatura como la bomba de calor, las calderas de condensación o los equipos de energía solar térmica permiten un importante ahorro energético.

La principal diferencia de los radiadores de baja temperatura con respecto a los radiadores convencionales es que el agua que circula por ellos lo hace a menor temperatura. Mientras en un radiador convencional el agua entra a una temperatura de 75ºC y sale a unos 65ºC, en este tipo de radiadores asociados a sistemas como la aerotermia o la condensación, el agua circula a una temperatura entre 50 y 55ºC.

Además, en los radiadores convencionales, la transmisión de calor se realiza por convección y por radiación en una relación que depende del tipo de radiador (aluminio, hierro fundido, chapa…) mientras que en los radiadores a baja temperatura el 100% de la transmisión de calor se realiza por convección, es decir por la transmisión de calor por el movimiento de las moléculas del aire, ya sea natural (por la diferencia de densidades) o forzado (con la ayuda de ventiladores).

Jaga Low-H20; el más eficiente del mercado

Low-H20 es el único radiador del mercado que aúna la más novedosa tecnología con el diseño y la máxima eficiencia energética. Todo ello es posible gracias a que este tipo de radiadores ofrecen una baja masa y bajo contenido de agua, tan sólo un 10% del agua que contiene un radiador tradicional, pero con la misma emisión.

Su inercia térmica es mínima y gracias a ello, estos radiadores pueden reaccionar inmediatamente ante factores externos, y así pueden aprovecharse de recursos gratuitos como el sol, los electrodomésticos, la presencia de personas, etc. Por ejemplo, cuando el sol radia en las ventanas, los radiadores Low-H20paran de emitir inmediatamente previniendo el exceso de calor en la estancia y aprovechando una fuente gratuita de calor. Por el contrario, cuando la temperatura de la habitación desciende, el radiador Low-H20 reacciona directamente, manteniendo siempre el interior de la estancia con la temperatura de confort deseada.

Todo ese proceso se realiza de forma extraordinariamente rápida gracias a la baja masa y a la tecnología y diseño del intercambiador de calor que incorporan estos equipos. En los radiadores Low-H20 el aparato no acumula calor, emite o para de forma inmediata.

En comparación con radiadores tradicionales, los radiadores Low-H20 trabajan desde el principio por convección. Con radiadores tradicionales, es habitual tener demasiado calor al lado del radiador y frío en los lados de la estancia más alejados del aparato. Con los radiadores Low-H20 se resuelve este problema ya que el reparto del aire es mucho mejor y la temperatura de aire mucho más confortable.

Además, hay que tener en cuenta que los sistemas de calefacción más eficientes como la aerotermia o la condensación en los que se reduce la temperatura de impulsión desde los 75ºC hasta los 55ºC, es necesario duplicar las dimensiones del radiador, y en los radiadores tradicionales esto supone un mayor gasto de energía ya que el contenido de agua en los radiadores y su masa es muy elevada y a mayor masa, el gasto de energía para calentar el sistema es mayor además de aumentar la inercia del sistema.

Un sistema que ahorra energía y cuida del medio ambiente

Los radiadores Low-H20 están concebidos para trabajar con agua a bajas temperaturas. Su diseño con aletas onduladas es óptimo para generar mayor flujo de aire a través de los elementos cuando utilizamos agua a bajas temperaturas y su intercambiador de flujo cruzado, favorece que la diferencia de temperatura entre el agua y el aire siempre sea la adecuada.

En conclusión, podemos decir que el radiador Jaga Low H2O nos ofrecerá múltiples ventajas y sobre todo, un importante ahorro de energía, respetando además el medio ambiente dado que:

  • los radiadores Low-H20 están diseñados para baja temperatura de impulsión de agua, consiguen que su caldera de condensación esté generando condensación (alto rendimiento) desde el primer momento. Las bombas de calor o equipos solares también pueden ser instalados para que funcionen los radiadores Low-H20 sin ningún problema.
  • los radiadores Low-H20 tienen una reacción extremadamente rápida. No hay acumulación de calor en el radiador, sino que emiten o paran inmediatamente.
  • la relación entre el calor acumulado en el radiador y el consumo energético de un Low-H20 es de aproximadamente 0,04. Para un radiador tradicional de la misma emisión esta relación es de 0,40. Esto significa que tarda unos 10 minutos más en dejar de emitir calefacción.
  • Los radiadores Low-H20, emiten anualmente hasta una tonelada de CO2 menos al ambiente, con respecto a radiadores tradicionales según un estudio realizado por un laboratorio independiente británico (Building Research Establishment).
  • Todos los radiadores Low-H20 están realizados con materiales reciclables como el cobre, el aluminio y el acero con una masa de aproximadamente un 10% con respecto a la de un radiador tradicional, con el ahorro en material que esto supone.
  • Cada elemento Low-H20 tiene su propio LCA (Análisis de ciclo de vida), que indica el efecto que cada producto tiene sobre el medio ambiente. Todos los elementos Low-H20 están garantizados por 30 años. Sostenibilidad no es sólo ahorrar energía hoy, sino también crear productos que perduren en el tiempo.

Como ventaja adicional, los radiadores de baja temperatura Low-H20 aportan seguridad ya que su carcasa no emite calor evitando de esta forma quemaduras por contacto, incluso con temperatura de impulsión de 90ºC.

Estos radiadores disponen además de carcasas especiales con cantos angulados y con las tomas completamente ocultas por lo que son la solución idónea para centros de salud, colegios, centros de mayores, residencias de ancianos, edificios públicos y cualquier lugar en el que la seguridad sea un requisito indispensable.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *