Elegir sistema de calefacción ¿cuál es el mejor para mi vivienda?

A la hora de elegir el mejor sistema de calefacción y más eficiente para nuestra vivienda, bien sea al abordar un proyecto de reforma o rehabilitación, o bien al enfrentarnos al diseño y planificación de una vivienda de nueva construcción serán varios los factores que deberemos tener en consideración.

Así, aspectos como el tamaño de la vivienda, su ubicación y orientación, el tipo de aislamiento o tipo de energía que utilizaremos para el funcionamiento del sistema serán fundamentales a la hora de elegir el sistema idóneo de calefacción, especialmente si tenemos en cuenta que éste supone, en muchos casos, más del 40% del gasto energético que se produce en una vivienda.

Factores clave para elegir un sistema de calefacción

Para poder optar por la solución que mejor se adecúe a nuestras necesidades será aconsejable tener en cuenta una serie de factores clave tales como:

  • Potencia calorífica que vamos a necesitar; establecer las necesidades caloríficas para nuestra vivienda será fundamental no solo para lograr el máximo confort térmico sino también para poder elegir el sistema más adecuado.
  • Complejidad de la instalación: existen sistemas de calefacción cuya instalación puede ser más compleja y en consecuencia más costosa. Valorar estos aspectos, especialmente de cara a su rentabilidad, es muy aconsejable.
  • Ahorro energético:a mayor rendimiento de los equipos de nuestro sistema de calefacción mayor ahorro energético obtendremos disminuyendo considerablemente nuestra factura. La actual normativa de etiquetado energético obliga a que todos los generadores de calor dispongan de una etiqueta energética en la que, entre otros datos, se mostrará su nivel de rendimiento energético siendo los productos clasificados erados de mayor eficiencia.
  • Confort térmico: no todos los sistemas de calefacción proporcionan el mismo confort térmico. Determinados sistemas de calefacción se caracterizan por su elevada inercia térmica por lo que pueden no ser la opcra segundas viviendas o viviendas de uso ocasional.
  • Mantenimiento; no todos los sistemas de calefacción requieren de las mismas labores de mantenimiento para garantizar su seguridad y buen funcionamiento y en er los costes de mantenimiento de cada sistema debe ser un aspecto esencial.
  • Fuente de energía; otro de los aspectos primordiales será la elección de la fuente energética para nuestro sistema de calefacción ya que los precios entre las diversas opciones como el gas, electricidad, renovables puede variar considerablemente y estar sometido a constantes fluctuaciones que repercutirán directamente en la factura energética.
  • Medio ambiente y ecología; elegir un sistema de calefacción ecológico y respetuoso con el medio ambiente contribuirá no sólo a reducir las emisiones de gases contaminantes sino también a proporcionar un ambiente limpio y saludable a la vivienda.

Sistemas eficientes en calefacción

Los actuales sistemas de calefacción considerados como más eficientes y más demandados son los basados en generadores de calor de baja temperatura de agua como las calderas de condensación o aerotermia ya que son sistemas que mejoran el rendimiento de las instalaciones y reducen las emisiones de gases contaminantes proporcionando además elevados niveles de confort térmico.

Para que una instalación de calefacción sea considerada de baja temperatura, la caldera de condensación debe trabajar a una temperatura media durante el día entre 45 y 60ºC y la aerotermia entre 35 y 45ºC, y son instalaciones que, en combinación con radiadores de baja temperatura, ofrecen elevados rendimientos, un importante ahorro energético y un máximo confort.

Estos emisores, de apariencia y funcionamiento similar a los radiadores convencionales, se diferencian básicamente en que son capaces de distribuir homogéneamente el calor por toda la estancia a esta nueva temperatura de agua más baja, alcanzando la potencia calorífica necesaria para calentar el espacio.

En este sentido, los convectores con intercambiadores de calor consiguen los mejores resultados de dimensionado, ya que en muy poco espacio disponen de una gran superficie de intercambio. Incluso, si necesitas una emisión extra de calor en una zona de la casa en particular, o tienes una altura de techo más alta de lo habitual, existe la posibilidad de añadir unos mini activadores que se colocan dentro del radiador de baja temperatura. Estos activadores son capaces de hasta triplicar la emisión calorífica con tan solo 25 dB(A) de nivel sonoro.

Este tipo de emisores térmicos funcionan asimismo con un bajo contenido en agua y una baja masa en material del propio emisor, por lo que ofrecen una alta velocidad de reacción ante las demandas de arranque o detención de la emisión.

¿Por qué los sistemas de calefacción con radiadores de baja temperatura son una buena opción?

Como ya hemos visto, los sistemas de calefacción son los mayores consumidores de energía en las viviendas por lo que elegir una solución eficiente y de fácil instalación y mantenimiento, debe ser uno de los objetivos principales. Las instalaciones con emisores térmicos de baja temperatura presentan una serie de ventajas para ser consideradas la solución idónea para nuestro sistema de calefacción:

  • Son instalaciones de alta eficiencia; garantizan el máximo aprovechamiento de las nuevas generaciones de calderas y bombas de calor aire-agua trabajando a baja temperatura.
  • Facilidad de instalación; son equipos de fácil instalación tanto para obra nueva como para reformas y rehabilitación.
  • Facilidad de mantenimiento; se puede acceder con facilidad a los equipos ya que están visibles.
  • Menor coste de la instalación; en el caso de rehabilitaciones y reformas, los sistemas de calefacción con emisores a baja temperatura son una de las opciones más versátiles y económicas del mercado.
  • Facilidad de control; con este tipo de instalaciones se puede realizar un control de temperatura de forma individual en cada una de las estancias de la vivienda.
  • Importante ahorro de energía; por su baja inercia térmica, su regulación y su modo de funcionamiento a baja temperatura contribuyen a generar un importante ahorro de energía.
  • Además, algunos emisores de baja temperatura de agua ya están preparados para que cuando son alimentados por una aerotermia puedan funcionar en modo refrescamiento, y así con una sola instalación tenemos cubiertas las necesidades de climatización en todas las épocas del año.

En resumen, este tipo de instalaciones cumplen los principales requisitos que debe caracterizar a una adecuada instalación de calefacción; eficiencia, confort térmico, ahorro de energía y protección del medio ambiente.

Visita la web de Jaga y encuentra el sistema de calefacción que mejor se adapta a ti.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *