ventilación-hogar

La correcta ventilación de los hogares: una asignatura pendiente

Ventilamos nuestra vivienda por las mañanas, a veces a lo largo del día y sobre todo en momentos en los que el ambiente de una estancia se sobrecarga, ¿pero es suficiente para renovar el aire del hogar y eliminar partículas nocivas para tu salud y la de un espacio habitado? Elegir un sistema de ventilación adecuado y efectivo asegura la calidad del aire interior y la correcta ventilación de la vivienda o del lugar de trabajo.

Una mala ventilación, o una ventilación innecesaria es causa de la acumulación de aire estancado. En él podemos encontrar desde infinidad de partículas nocivas como polvo, ácaros o polen hasta vapores de productos químicos. Eso sin tener en cuenta el dióxido de carbono propio de la respiración de las personas o los agentes biológicos como el moho, que se producen del vapor procedente del agua especialmente en baños y cocinas.

Consecuencias de la mala ventilación

La renovación del aire es fundamental para nuestra salud, no sólo por el confort que proporciona en el espacio sino para evitar dolencias como infecciones respiratorias, alergias o fatigas.

De igual modo, una ventilación deficiente en nuestra vivienda es igual a condensación, humedad, pérdida de energía o problemas de temperatura, que a la larga se traducen en deterioro, insalubridad y una subida en las facturas de servicios energéticos.

Se pueden distinguir dos tipos de sistemas de ventilación, el natural y el mecánico; aunque surge de la fusión de ambos la ventilación híbrida.

La ventilación natural insuficiente

La ventilación natural aprovecha los flujos de aire generados por los cambios de presión y temperatura. Es el flujo de aire que se genera abriendo una ventana, o dos ventanas cruzadas que crean una corriente, o a través las rejillas de ventilación, instaladas en lo alto de la pared del baño o en la cocina, y que están pensadas para la extracción.

El caudal de aire en una ventilación del hogar debe ser continuada y tiene que ajustarse a la cantidad de litros de aire de circulación por segundo preestablecidos para las estancias por la normativa vigente. Por ejemplo, para un baño es de 15 l/s, para un salón de 3 l/s por ocupante, o para un dormitorio de 5 l/s por ocupante.

Actualmente y conforme al Código Técnico de la Edificación HS 3 sobre “Calidad del aire interior”, los sistemas de ventilación natural son insuficientes, y sólo la ventilación híbrida y la ventilación mecánica pueden ser contempladas para la correcta ventilación y la renovación del aire interior.

El caudal de aire en la ventilación del hogar debe ser continuo, y tiene que ajustarse por lo menos a la cantidad de m3/h de aire de circulación para las estancias preestablecidos por la normativa vigente. Por ejemplo, en una vivienda con 2 dormitorios, para un baño como mínimo será de 25,2m3/h aunque lo recomendable sería extraer entre 50 y 75m3/h en el momento de utilización de la ducha. Para un salón, como mínimo según la normativa, será 28,8m3/h, aunque lo recomendable sería de 75m3/h durante el momento de ocupación. Los dormitorios requieren especial atención, según estudios realizados, debido al espacio más reducido, con ocupación permanente de 8 horas, con ventanas muchas veces cerradas durante la hora del descanso que es el momento de máxima regeneración del cuerpo. Según normativa, el caudal mínimo para el dormitorio principal es de 28,8m3/h y para el resto de dormitorios de 14,4m3/h. aunque lo recomendable sería entre 50 y 75m3/h en el momento de ocupación.

Actualmente y conforme al Código Técnico de la Edificación HS 3 sobre “Calidad del aire interior”, los sistemas de ventilación natural son insuficientes, y sólo la ventilación híbrida y la ventilación mecánica pueden ser contempladas para la correcta ventilación y la renovación del aire interior.

Todas las edificaciones nuevas deberán ajustarse a las exigencias.

Sistemas de ventilación híbridos

La renovación del aire con un sistema de ventilación híbrido permite usar tanto la ventilación natural, en función de una climatología favorable, como conectar la ventilación mecánica cuando sea necesaria.

Sistemas de ventilación mecánicos

Gracias a los sistemas de ventilación mecánicos es posible introducir y expulsar la cantidad necesaria de aire en función de las necesidades de la vivienda.

  • Sistema de flujo simple; donde la extracción del aire es mecánica y la entrada es natural.
  • Sistema de doble flujo; en los que la extracción del aire y la entrada son mecánicas.

La elección del sistema de ventilación adecuado puede suponer la mejora de la calidad del aire interior y la eficiencia energética del hogar, y existe una manera de no perder energía, ni calidad en el ambiente.

Los sistemas de ventilación mecánica suponen una renovación de aire constante con criterios de eficiencia energética. Una propuesta interesante es la de la marca Jaga, que permite coordinar el sistema de ventilación con el de calefacción creando un confort en el ambiente interior.  A través de los radiadores Jaga Low-H2O y un sistema integrado como Jaga Oxygen y Jaga Fresh se puede obtener una calidad de aire óptima en cada estancia, a la vez que se disfrutará de una temperatura de confort en cualquier rincón del hogar. Un producto eficiente de gran rendimiento energético que funciona ajustándose a las necesidades de tu espacio.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *