Dynamic Boost Effect (DBE): el futuro de la calefacción eficiente

A la hora de elegir un sistema de calefacción para nuestra vivienda o lugar de trabajo valoraremos una serie de características que se adapten a necesidades concretas; quizás el diseño prime en estancias donde los calefactores vayan a ser más visibles o en espacios donde la estética sea fundamental (museos, oficinas corporativas, establecimientos comerciales…); o, por otro lado, puede que el principal punto de interés para la decisión de compra sea el nivel de ahorro energético, el diseño o el tamaño de los radiadores para aquellos que deseen acondicionar espacios reducidos como podría ser el caso de la vivienda familiar.

Sin embargo, ¿y si fuera posible elegir un radiador de diseño innovador que fuera igual de compacto que eficiente? La incorporación de la tecnología de calefacción Dynamic Boost Effect (DBE) lo hace posible.

Un sistema versátil y universal

DBE es la tecnología aplicada al sistema Low-H20 de Jaga que ha logrado cambiar el panorama de la industria de los radiadores; un sistema que permite que los emisores de Jaga respondan más rápidamente ante el cambio de temperatura siendo hasta tres veces más potentes que los radiadores convencionales, incluso con un tamaño mínimo.

El sistema DBE de calefacción es una solución de ahorro energético que puede ser aplicable en diversas tipologías de edificaciones, desde viviendas residenciales a hospitales, oficinas, museos, hoteles o colegios donde habitualmente pueden producirse pérdidas de calor por un diseño arquitectónico conformado por estancias con grandes ventanales donde la adecuada regulación de la temperatura interior se complica.

Jaga DBE (la Tecnología Efecto de Refuerzo Dinámico, en inglés Dinamic Boost Effect) podría definirse como un acelerador de la convección o acelerador de calor empleado para los intercambiadores Low-H2O de Jaga y que regula el nivel de calor emitido partiendo siempre de la temperatura ambiente. Gracias tanto a sus sensores como a sus activadores de calor, los radiadores con sistema DBE consiguen mantener el correcto nivel de calor ambiental en todo momento, sin necesidad de ajustes ni programación y, al mismo tiempo, trabajan con un nivel de temperatura de agua mucho más bajo que los radiadores convencionales.

Su revolucionario funcionamiento, desarrollado especialmente para los radiadores Jaga Low-H2O, ha sido ya reconocido internacionalmente ya que incrementa la emisión con un sobre-dimensionamiento mínimo y un insignificante consumo de energía. Los radiadores de Jaga con tecnología DBE permiten trabajar con sistemas de temperaturas sostenibles, como las bombas de calor, calderas de condensación y colectores solares conformando un sistema de calefacción ecológica.

Más calor en menos espacio

Los radiadores con sistema DBE emiten un 250% más de calor que los radiadores convencionales del mismo tamaño, esto quiere decir que los radiadores tradicionales tendrían que duplicar su tamaño para conseguir emitir la misma cantidad de calor que aquellos que cuentan con el sistema DBE incorporado.

Velocidad insonora

Además de las funcionalidades ya descritas, los radiadores con sistema DBE son extremadamente dinámicos: hasta 9 veces más rápidos que los calefactores convencionales, lo que contribuye a un ahorro enérgico muy notable que se ve reflejado en la factura de consumo mensual.  Un ahorro que también se traduce en tiempo, pues al ser tan rápidos pueden conseguir llegar a la temperatura deseada en cuestión de minutos.

Ya no será necesario acordarse de programar la calefacción antes de llegar a casa, pues con los radiadores con sistema DBE tendrás tu hogar a la temperatura deseada antes de que te hayas puesto las zapatillas de casa.

Jaga cuenta en su catálogo con una gama muy amplia y variada de emisores térmicos LOW-H2O que incluyen el sistema DBE, desde radiadores de pie o de pared a auténticas piezas artísticas de diseño exclusivo que se convertirán en artículo decorativo para el hogar.

Estos radiadores disponen además de múltiples ventajas; no resultan calientes al tacto, y tampoco requieren ningún tipo de instalación. Simplemente necesitan una toma de corriente a la red, y el usuario puede colocar los componentes de manera sencilla.

Presentan tres modos de operación, Stand By  para períodos de reposo; Confort o automático, para un mantenimiento uniforme de la temperatura deseada según funcionalidades típicas, y, por último, Manual, el cual permite un ajuste más preciso que se pueda adaptar a las preferencias del usuario en base a su actividad y rutinas diarias.

Son además tan silenciosos o más que un ordenador portátil, por lo que podrás notar su trabajo de emisión de calor pero apenas sentirás su presencia.

Máxima eficiencia en el mínimo espacio

Diseñados con la principal finalidad de emitir calor de forma rápida, silenciosa y eficiente con el mínimo espacio, los radiadores con DBE consiguen un ahorro energético significativo, que no solo es visible en la factura, sino que además contribuyen a la reducción de emisiones de CO2. Así, con la incorporación de este sistema el beneficio será doble; mejorará el confort  de los usuarios y se reducirá el impacto medioambiental.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *